Agua destilada

La primera cuestión que se plantean los consumidores es saber ¿Qué es el agua destilada?¿y si es potable o apropiada para el consumo? Pues bien, el agua destilada es un tipo de agua al que se le somete al proceso de destilación. Se coloca el agua en un recipiente cerrado y se calienta hasta el punto de ebullición.

Proceso de destilación

El agua se transforma en vapor, y este vapor se recoge por unos conductos hacia otro recipiente donde condensa en forma de agua pura. En el recipiente inicial se quedan los posibles contaminantes o minerales no deseados que no han podido escapar en forma de vapor, porque necesitan unas temperaturas más elevadas que la del agua.

Ahora bien, no todos los contaminantes necesitan una temperatura mayor a la del punto de ebullición del agua. Existen compuestos orgánicos volátiles, los encontramos sobre todo en pesticidas y herbicidas, cuyo punto de ebullición necesita menos temperatura que el agua y que precisamente son los primeros en escapar en forma de vapor. Por lo que se hace necesario que tras la destilación, se utilicen otros procesos de purificación que tengan en cuenta este tipo de contaminantes.

La conclusión es que el agua destilada no siempre es agua pura. Para considerarse un agua purificada debe contener niveles de residuos extremadamente bajos, del orden de 10 partes por millón.

Vaso con agua destilada

Igualmente, tampoco podemos afirmar que el agua filtrada sea agua pura, por la misma razón, porque el filtro es posible que solo capte partículas grandes o contaminantes específicos, pero que deje pasar otros tipos de contaminantes que no interactúan con el filtro.

Consumo de agua destilada:

La mayoría de la gente sabe que consumir agua sin tratar es potencialmente peligroso porque podría albergar distintos parásitos, cloruros, fluoruros o dioxinas en su interior. Es por ello que está tan de moda consumir agua purificada por distintos tratamientos, ya sean filtros de carbón o mediante osmosis inversa.

Ahora bien, el agua destilada pura tampoco es apta para un consumo regular. Su molécula (H2O) tiene dos polaridades (H+) unida a (OH-) lo que confiere al agua la capacidad de combinarse con distintos minerales.

El agua mineral o de manantial suele venir sin carga eléctrica porque ya contiene minerales que la neutralizan en su interior. Basta mirar la etiqueta para ver el contenido en minerales de un agua embotellada.

Pero el agua purificada mantiene dicha carga y por tanto, potencialmente es capaz de combinarse con minerales de nuestro propio cuerpo aunque también con sustancias tóxicas.

Polos del agua

La conclusión que sacamos de todo esto, es que para periodos cortos, desde unos días a semanas, es posible usar el agua destilada como agente desintoxicante, e incluso en casos de necesidad por sed, podemos hidratarnos con agua destilada, ya sea con un decantador de laboratorio, o de manera natural consumiendo agua de nieve o agua de lluvia.

Pero en el largo plazo, el agua destilada consumirá de manera acelerada electrolitos de nuestro cuerpo (Sodio, cloro y potasio) y se combinará haciéndonos  perder oligoelementos como el magnesio, esencial para el correcto funcionamiento del corazón y de la presión arterial

Por suerte o por desgracia, el agua destilada en contacto con el aire absorbe dióxido de carbono, por lo tanto estamos hablando de un PH ácido, poco aconsejable para la salud.

Las bebidas comerciales a base de burbujas y azúcar se fabrican utilizando agua destilada. Algunos estudios han determinado que los consumidores habituales de estas bebidas pierden grandes cantidades de minerales en la orina, como el calcio, magnesio, entre otros, cuya  causa principal, es un intento del organismo por regular la acidez del PH en sangre.

La pérdida habitual de minerales se corresponde con un riesgo alto de sufrir enfermedades como la osteoporosis, hipertiroidismo, hipertensión, problemas dentales…etc.

El agua ideal para el consumo humano debe contener calcio y magnesio y mantener un PH ligeramente alcalino.

Agua destilada
5 (100%) 1 vote

One Response

  1. Rodolfo Haynes 12 julio, 2017

Leave a Reply