Agua subterranea

El agua subterránea normalmente es agua potable que requiere escasos tratamientos para su consumo humano. La mitad del agua subterránea se suele utilizar en cultivos, ya que es rica en minerales y beneficia el correcto crecimiento de las plantas, y el resto se suele envasar por grandes empresas embotelladoras que la distribuyen como agua de manantial.

Corte transversal de la montaña

De denomina subterránea porque se acumula bajo la tierra en lo que se conoce como acuíferos o zonas de saturación. Por encima de este agua se encuentra una capa de roca o grava denominada capa freática y puede alcanzar cientos de metros de profundidad.

El agua subterránea puede encontrarse en diversos puntos de la zona freática, y desplazarse a diferentes velocidades en función del tamaño de la grava o de la arena a su alrededor. Las fuertes lluvias o la nieve derretida en primavera pueden hacer que la capa freática finalmente se hunda o se caiga dejando a la vista parte del acuífero, lo que facilita su posible extracción.

Esquema pozo artesiano

En zonas de gran escasez de lluvias o en periodos de sequía prolongados, a menudo encontramos que las aguas subterráneas se agotan más rápido que lo que la naturaleza tarda en reponer. En otras ocasiones, el agua se desliza por recorridos tan largos y variados, que basta un único punto contaminado para echar a perder todo el acuífero. Esto suele ocurrir en zonas cercanas a cementerios de residuos hospitalarios, o el uso excesivo en superficie de fertilizantes y pesticidas que acaban filtrándose al interior.

El agua normalmente alcanza el exterior de manera natural a través de ríos o formando lago. Para alcanzar las zonas menos accesibles, se utilizan excavaciones y pozos verticales que mediante bombas elevan el agua hasta la superficie. Los pozos denominados “Artesianos” no necesitan bomba, ya que el propio agua tiende a subir empujado por las presiones naturales del interior.

Agua subterranea
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply